Enseñanza

IMG_0699

Las bases del cocinero deben de ser establecidas de una manera firme y respetuosa, no hay respuesta alguna si los fundamentos no son transmitidos de manera clara y con una fuerte carga visual, toda técnica debe de ser aplicada con precisión para generar un fuerte impacto en las nuevas generaciones.

La calidad de trabajo impresiona, las posturas ego centristas intimidan, la técnica bien aplicada impresiona y convence, la técnica estilizada y poco profunda solo permanece en la mente por un corto periodo de tiempo.

Enseñar es actuar, compartir, vivir, transmitir, fortalecer, ejemplificar y respetar.

Porque la enseñanza culinaria no debe de ser una muestra de ego sino un momento clave para fomentar e indicar como el trabajo debe de ser para el resto de sus vidas.

Es importante enseñar lo que se vivirá y no solo mostrar nuestras capacidades como cocinero formal, es fundamental mostrar pasión y respeto (lo he escrito por tercera vez) ya que si la energía excitante del control de los alimentos y su trasformación no se nota, entonces no tendrá una fuerte repercusión en los que intentan aprender.

Somos sensoriales y físicos, somos cognitivos e inteligentes, el talento en bruto se deberá moldear cual masa de trigo, deberá ser madurada y puesta a triplicar su volumen para en el futuro concretar el aprendizaje en grandes centros de trabajo formal y así al calor del fuego constante no itinerante formar una corteza resistente pero no impermeable, y siempre conservar esa frescura interior cual miga de hogaza para poder absorber el conocimiento y alimentar así a nuestro propio ser y a los que ofrecemos un trozo de sabiduría noble y de buen gusto.

2014-07-23_09-54-49_657

Mientras este tiempo de ultra modernidad avanza es importante adquirir la metodología relevante pero jamás sustituir las bases culinarias trascendentales por nuevas impresiones temporales que de alguna manera destruyen la parte más importante de la gastronomía: los métodos de elaboración que marcaron la historia y nuestra forma de trabajo.

IMG_0705

De este modo la madurez gastronómica podrá verse fortalecida por las aptitudes, el talento y la naturaleza de preparar alimentos de manera real y no forzada, lo que nos lleva a un éxito artístico y operativo que muchos consideran difícil cuando la verdadera dificultad radica en la falta de capacidad para ser humilde, tenaz y fuerte para resistir este oficio tan demandante y lleno de virtudes artísticas.

Opina respecto al tema, por favor escribe tu nombre completo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s